¿Cómo financiar un proyecto sin recurrir al banco?

Financiación

Hasta no hace mucho tiempo, la única forma que un emprendedor tenía de obtener financiación para un proyecto empresarial era acudir a una entidad financiera y solicitar un préstamo. Con un poco de suerte y un alto precio, el negocio veía la luz con la ayuda del banco. Actualmente, al sector financiero le han salido competidores y hoy día existen otras alternativas al crédito bancario. Si necesitas asesoramiento fiscal en Valencia, empieza por lo más básico: veamos cómo financiar un proyecto sin recurrir al banco.

5 maneras de financiar un proyecto sin acudir al banco

  1. Crowdfunding

También llamado mecenazgo, es un novedoso método de financiación colectiva en el que tus futuros clientes se convierten en pequeños inversores de tu negocio a cambio de una participación en los beneficios o de recibir el producto a desarrollar con alguna recompensa extra. Es ideal para lanzar una primera puesta en marcha y saber si el proyecto capta la atención del público. Las redes sociales y las plataformas de crowdfunding por internet viralizan rápidamente el proyecto empresarial.

  1. La “triple F”

La influencia americana nos ha dejado el concepto FFF para definir la financiación de proyectos a través de los “family, fools and friends. Cierto es que pedir dinero a tus más allegados puede costarte algún disgusto, pero… ¿y la flexibilidad que puedes tener para devolver el dinero?

  1. Business angels

Si el micromecenazgo se queda corto para tu negocio y necesitas una mayor inversión, los business angels son inversores profesionales muy en contacto con el mundo emprendedor. Además de capital, también aportan su propia experiencia y, lo más importante, contactos a distintos niveles que pueden venir muy bien a tu proyecto. Existe una asociación española que aglutina a los principales business angels que operan en nuestro país y que pueden darte información sobre esta figura.

  1. Dropshipping

Solo válido para financiar un proyecto de e-commerce, este modelo de negocio consiste en que el proveedor entrega el producto vendido directamente al cliente final, que lo recibe a nombre del vendedor. Al evidente ahorro de almacén debes sumar la ventaja de que no compras el producto hasta después de haberlo vendido. Una pequeña forma de financiación sin recurrir al banco.

  1. Subvenciones

Si bien no es la opción más recomendable, las ayudas públicas pueden servir de empujón a autónomos y pymes para desarrollar su actividad, sirviendo de financiación a un proyecto determinado. Si recurres a ellas, eso sí, ten en cuenta que solo debe ser una ayuda, y no la base del proyecto.

Ya has visto cómo no hace falta recurrir al banco para emprender, y esto solo son 5 alternativas para financiar un proyecto empresarial. Una asesoría especializada podrá recomendarte otras fórmulas de financiación y ayudarte a escoger la que más se adapte a tu idea de negocio. ¿Listo para emprender?

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co