¡Errores que hay que evitar al constituir una empresa!

Errores comunes empresas

Constituir una empresa es una tarea que conlleva muchas horas de estudio y un profundo análisis para no errar en la decisión tomada. Establecer por cuenta propia un negocio implica una serie de riesgos -y oportunidades, qué duda cabe- que debemos conocer para no poner en peligro nuestros ahorros, las relaciones con nuestros compañeros o incluso nuestra salud mental. Veamos algunos errores que debemos evitar al constituir una empresa en Valencia.

Equivocarse al escoger los socios de la empresa

Una de las misiones más complicadas al constituir una empresa es, precisamente, elegir correctamente a nuestros compañeros de viaje. Una sociedad conlleva una serie de responsabilidades y riesgos que pueden mermar las relaciones entre los socios si no se habla claro desde primera hora. Conocer los objetivos de tus socios, saber su disponibilidad horaria y su grado de implicación en el proyecto, compartir misión, visión y valores… Elementos imprescindibles para que un negocio prospere.

¡Cuidado! Eso no quiere decir que debas abandonar si tus socios no comparten tus mismas ideas. Está bien que en una empresa haya opiniones dispares que puedan beneficiar el debate interno; pero, si las posturas son irreconciliables, pasarán factura en el futuro. Dejad claro qué pasa si uno de los socios quiere abandonar. Y huye de socios escurridizos, misteriosos o faltos de transparencia. Suelen terminar fallando…

Errores a evitar cuando se constituye una empresa

Escogidos los socios de aventura, el siguiente paso es definir bien el proyecto. En este punto, contar con una asesoría fiscal en Valencia te ayudará a minimizar el riesgo. Aún así, estos son los errores más frecuentes al constituir una empresa (y que debes evitar):

  • Elegir mal el tipo de sociedad: según el ámbito de actuación, la actividad a desarrollar, el volumen de negocio, etc., tu asesor te ayudará a decidir el tipo societario que mejor se adapte a tu modelo.
  • Subestimar los costes de implantación: debes hacer un estudio pormenorizado de tus procesos y conocer bien todos sus costes, directos e indirectos. Y cuenta con, al menos, financiación para subsistir al menos el primer año sin tener ingresos.
  • No tener en cuenta los propios salarios: ninguna empresa es viable si sus trabajadores no cobran. Si vas a trabajar en tu propia empresa, ten en cuenta tu sueldo para cualquier cálculo.
  • Abarcarlo todo: en un intento por abaratar costes, es frecuente que al principio queramos encargarnos de todo. Pero, seamos francos: ¿realmente sabemos hacer de todo? Confía en profesionales, a medio plazo lo agradecerás.

Por supuesto, crear una empresa conlleva muchas otras cuestiones que debemos tener en cuenta, pero evitar estos errores al principio pueden ayudarnos a levantar el negocio. Y tú, ¿ya tienes claro cómo quieres gestionar tu proyecto?

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co